Hello Guest! Welcome to our Website.
Something you might want to know about us.
Don't be hesitated to contact us if you have something to say.

Orengo consigue para Puig los siete delegados de Gandia

| 0 comentarios | domingo, 26 de febrero de 2012
|

Alarte toma ventaja para los congresillos de restos en varias comarcas - El alcalde de Morella vence 88-1 al actual líder en las 'primarias' de la Safor
La carrera por la Secretaría General del PSPV se libra estos días en cada agrupación con las asambleas en las que se escogen los delegados que acudirán al Congreso Nacional que se celebrará en Alicante a finales de marzo. Y, de momento, el guion continúa por los cauces previstos. En Gandia, agrupación controlada por el colaborador de Ximo Puig José Manuel Orengo, únicamente se presentó la candidatura oficial, encabezada por el propio Orengo. Los afines al alcalde de Morella obtuvieron el respaldo del 95 % de los afiliados, lo que permite a Puig sumar siete delegados para su cuenta. Los socialistas de esta localidad, como ya hicieron en la elección de delegados para el Federal con Rubalcaba y Chacón, dispusieron ayer una segunda urna -voto secreto- para elegir entre los que se han postulado para dirigir el PSPV. Y aquí el candidato neolermista volvió a arrasar: Puig obtuvo 88 votos, Mata 4, Alarte 1, Romeu 1, y un último voto en blanco. Ayer también se celebraron asambleas en muchas agrupaciones pequeñas, de menos de 40 afiliados, y que por lo tanto no tienen derecho a escoger a su propio delegado para el Congreso Nacional. En este caso, cada agrupación eligió a los miembros que irán a los congresillos de restos de su comarca donde, entonces sí, se elegirá a los delegados con derecho a voto en el cónclave de Alicante. Estas pequñas asambleas se celebraron en las comarcas Camp de Túria-Serranos; Vall d'Albaida, la Costera-Canal de Navarrés y la Ribera. Y la mayoría fue para las candidaturas afines al actual secretario general. Mayoría por 3-1 en la que, dependiendo de la comarca, los otros tres aspirantes se alternaron al obtener representación. Unos resultados que no son definitivos, lógicamente, pero sí indicativos, según fuentes de la dirección provincial afín a Jorge Alarte. Estos resultados se suman a los de las asambleas celebradas durante esta semana, donde destaca la mayoría que comienza a apuntar Alarte en Valencia gracias al apoyo de José Luis Ábalos, que se confirma como la minoría mayoritaria de la ciudad. La próxima semana terminarán de celebrarse las asambleas.
Primarias para todos los secretarios generales
La plataforma de militantes que respalda a Ximo Puig ya tiene preparadas 230 enmiendas a la ponencia marco del próximo Congreso Nacional el PSPV, entre ellas la eleccion directa de los secretarios generales en todos los ámbitos del PSPV. Las enmiendas, según destacan, hacen referencia a la apertura del partido, la participación y la democratización de las instituciones, en la que "se quiere ahondar primero internamente". Así, se propugna que los secretarios generales del PSPV en todos sus ámbitos se elijan directamente por el conjunto de los afiliados y simpatizantes en una votación individual y secreta
J. L. G. VALENCIA

Ximo Puig propone la eleccion directa de todos los secretarios generales del PSPV

| 0 comentarios |
|

'L'Alternativa progresista', plataforma de militantes socialistas que se aglutina en torno a la candidatura de Ximo Puig, plantea ya 230 enmiendas a la ponencia marco del próximo Congreso Nacional el PSPV, entre ellas la eleccion directa de los secretarios generales en todos los ámbitos del PSPV. En un comunicado, han destacado las enmiendas que hacen referencia a la apertura del partido, la participación y la democratización de las instituciones, en la que "se quiere ahondar primero internamente". Así, se propugna que los secretarios generales del PSPV en todos sus ámbitos se elijan directamente por el conjunto de los afiliados y simpatizantes en una votación individual y secreta, que podrán realizar a lo largo de todo un día señalado para ello. Además, se propone que el candidato deba presentar por escrito un proyecto político y un modelo de organización, así como un mínimo de diez personas que formarán parte de su equipo. Al respecto, Puig ha señalado que "asistimos sin duda a un deterioro de la concepción que los ciudadanos tienen de la política al tiempo que reclaman más participación", por lo que, a su juicio, no pueden "hacer oídos sordos" sino que deben "dar pasos hacia una mejora de la calidad democrática, con propuestas concretas y empezando por dar ejemplo nosotros mismo, algo que además nos reforzará socialmente". "Nosotros abogamos por un partido más unido pero menos uniformado y pensamos que con la elección directa de los secretarios generales vamos acabar con esta situación consiguiendo un partido más fuerte y con mayorías amplias", ha apuntado Puig, que ya defendió esta propuesta en el Congreso de Sevilla. Además, ha destacado la importancia de que, de cara a 2014, los ciudadanos pudieran elegir al presidente de la Generalitat en unas "primarias universales" llevando la misma idea que se propugna dentro del PSPV a la sociedad valenciana para la elección de sus líderes. En la línea de mejora interna de la participación, plantean multitud de acciones como la creación de un fondo para la mejora del equipamiento de las sedes, campañas continuadas de información de carácter general, la creación de una Oficina de Atención al Militante y Simpatizante o la consulta a las agrupaciones de los temas que susciten controversia donde se pueda preguntar a los cargos públicos.
'Un partido abierto 24 horas al día'
Entre sus propuestas, destacan asimismo la idea de conseguir "un partido abierto 24 horas al día, siete días de la semana" dado que en multitud de ocasiones los responsables locales o comarcales requieren de asesoramiento por parte del partido. Así, se plantea la creación de tres oficinas provinciales que puedan atender todas las demandas que se generen. Se propone igualmente crear una Fundació Progressista Municipal como banco de ideas, lugar de encuentro y espacio para el debate y el análisis que dé apoyo al mundo municipal contando con la experiencia de quienes han ocupado puestos de responsabilidad no sólo en el campo de la administración, sino también profesionales externos. Con esas iniciativas, pretenden "conseguir un partido más valenciano y valencianista, más cercano a sus pueblos y a sus ciudadanos". Por otra parte, desde la plataforma han destacado que Ximo Puig ha iniciado ya su campaña a la Secretaria General del PSPV que le llevará por toda la Comunitat Valenciana y este viernes se reunió con portavoces, alcaldes y militantes del Alto Palancia.

'PÚBLICO' CIERRA SU EDICIÓN EN PAPEL

| 0 comentarios | sábado, 25 de febrero de 2012
|


Puig utiliza la alcadía para promocionar su candidatura

| 0 comentarios |
|

El secretario general de UGT, Cándido Méndez, visita Morella y apoya a su alcalde para liderar el socialismo valenciano
En época de congresos la línea que separa la agenda orgánica de los candidatos de la institucional de quienes son cargos públicos es casi transparente. El secretario general del PSPV, Jorge Alarte, se sirve continuamente de su condición de diputado autonómico como un plus respecto a sus rivales (ninguno está en Les Corts). Ayer, el encargado de traspasar esa línea fue el alcalde de Morella y precandidato a la secretaría general del PSPV, Ximo Puig. El también diputado nacional compartió mesa con el secretario general de UGT (sindicato hermano del PSPV) para presentar una Escuela de Juventud, pero la comparecencia derivó en un apoyo explícito del líder sindical hacia el que aspira a dirigir el socialismo valenciano. «Es conocido mi aprecio y respeto por Ximo, y su valía como persona y político», reconoció Méndez, que aseguró que ve al alcalde de Morella «en cualquier sitio». «Supongo que nadie pensará que es una injerencia», sentenció, para después recordar que él no milita en el partido.
Lo curioso de la cita es que el consitorio del municipio de Els Ports envío una nota de prensa con las declaraciones institucionales, pero el quipo de la candidatura de Alternativa progresistase encargó del resto. Eso sí, sin ocultar que las declaraciones de apoyo explícito y las valoraciones de Puig como «lider socialista valenciano» (así se refiere a él el escrito) se hicieron durante un acto en el que participaba como primer edil. Por su parte, Cándido Méndez respaldó la gestión de Puig y recordó que respeta el debate interno en el seno del PSPV. «Yo no formo parte del partido, así que son sus militantes quienes tienen que elegir a sus secretario general». Eso sí, añadió que al de Morella «lo avalan sus años de gestor». Y es que la relación de Ximo Puig con UGT es muy estrecha. El de Morella eligió al sede del sindicato para presentar por segunda vez su candidatura a liderar la federación valenciana. Además, la Federación de Servicios Públicos de la organización sindical (FSP)siempre se ha mostrado del lado del sector lermista y ahora apoyará a Puig. De hecho, ya lo hicieron con la aspirante a liderar el PSOE, Carme Chacón, en el pasado congreso y con el propio Puig en el congreso del 2008. El día de la presentación de su candidatura, Luis Lozano, líder de la FSP, estaba en primera fila.

Elección de delegados en CHIVA

| 4 comentarios | jueves, 23 de febrero de 2012
|

Los seguidores de Romeu presentan dos listas en Chiva para impedir la representación de la opción minoritaria de la agrupación socialista en el Congreso Nacional de Alicante.
La compañera que encabezó la tercera lista manifiesta lo siguiente:
Éstas son las formas que siguen utilizando los dicen que abogan por un cambio profundo en el PSPV-PSOE, ahogar la minoría con una vieja táctica: el que controla el aparato, la mayoría, divide sus votos en dos listas y así la tercera, la minoría que habría conseguido el 20%, se queda sin representación. Todo formalmente correcto pero que pervierte los estatutos. Otro ejemplo de cambio profundo es continuar con la afiliación masiva de la propia familia siempre que uno ocupa cargos orgánicos o institucionales, para fortalecer su mayoría. El resultado de todo ello es una agrupación con pocos afiliados pero con un exiguo número de militantes activos. Decimos que queremos una mayor participación de simpatizantes hasta para la elección del secretario general pero no informamos en las redes sociales del proceso congresual. Claro que debe ser complicado explicar lo inexplicable. ¿Acaso no sabe todavía el candidato Romeu en qué tipo de delegados se va a apoyar? La actual minoría de la agrupación socialista de Chiva está compuesta por militantes que tienen en común actitudes positivas, no que -como seguro se habrá dicho- queremos quitar a los que hay , que quieren favorecer la unidad y el trabajo, que han superado sus antiguas diferencias. Que discrepaban del determinismo de que Romeu es el candidato de toda la agrupación porque pensamos que había que esperar a participar en el XII Congreso para poder decidir nuestro voto; que queríamos poder avalar a cualquier militante que deseara participar y no contara con el suficiente número de avales, porque creemos que de verdad nadie sobra en este momento tan delicado de nuestra organización. En estas posiciones nos mantendremos y estamos seguros que cada vez seremos más.
Ana Paz Palomar

La Fiscalía denuncia al alcalde de Chiva por un presunto delito de prevaricación y pide su imputación

| 0 comentarios |
|

El Ministerio afirma que Haro obligó a sus concejales a firmar su renuncia en blanco como condición para ir en las listas
La Fiscalía del Tribunal Superior de Justícia de la Comunitat Valenciana ha presentado una denuncia contra el alcalde de Chiva y diputado provincial, el popular José Manuel Haro, como presunto autor de un delito de prevaricación. La denuncia, firmada por la fiscal María Isabel Ródenas Ibáñez, se ha enviado al Juzgado de Instrucción de Requena. La fiscal pide que se le tome declaración a Haro en calidad de imputado. La denuncia se basa en el artículo 404 del Código Penal y está motivada por la destitución el pasado verano del exconcejal del PP Fernando Casanova, que ahora ejerce su función en el grupo de los no adscritos. Los hechos, según la nota de la Fiscalía, se remontan al 9 de septiembre de 2011. Sobre las 19.19 horas de ese día, el alcalde llamó al móvil del concejal, que estaba de viaje en Aranda del Duero representando al Ayuntamiento de Chiva, para anunciarle que se acababa de convocar un pleno de manera urgente para tratar la dimisión del propio Casanova. Haro sabía que su edil estaba de viaje en Burgos cuando convocó la sesión. Diez minutos más tarde, a las 19.29 horas, el concejal recibió un correo en su móvil desde la dirección de mail del alcalde que le notifica la celebración del pleno urgente para las 19.15 horas y con un orden del día en el que el segundo punto era "toma de conocimiento de dimisión de Fernando Casanova". A las 19.32 horas, el concejal contestó al correo diciendo que no estaba de acuerdo y que él no había presentado la dimisión. Intentó hablar con otros concejales pero a las 19.35 horas le cortaron la línea de móvil del Ayuntamiento. El pleno comenzó a las 19.35 y terminó cinco minutos después. Según la nota de la fiscal, la carta de renuncia contenía la firma de Casanova "pero carecía de fecha porque había sido firmada al concurrir a la candidatura para concurrir a las elecciones municipales imponiéndose a las concurrentes como requisito imprescindible para formar parte de la candidatura del PP". La carta de renuncia de Casanova fue registrada por la secretaria personal del alcalde el 9 de septiembre a las 14.45 horas cuandon el registro tiene horario de 9 a 14 horas. El concejal llevó el caso a la Junta Electoral Central, que el 6 de octubre resolvió que Casanova no había perdido su condición de edil ni sus derechos. La fiscal estima que los hechos pueden ser constitutivos de un delito de prevaricación administrativa penado en el artículo 404 del Código Civil y por ello pide que abra investigación, que se tome declaración al alcalde en calidad de imputado, que se aporte la hoja histórico penal del denunciado y que se llame a declarar a los ex concejales del PP Fernando Casanova y Amparo Lapuente; a la secretaria del alcalde, Elvira Pérez, y al concejal Fernando Gómez, para que dé cuenta de cómo fue convocado al pleno.
23.02.12 - 14:15 - LASPROVINCIAS.ES | VALENCIA

PRESENTACIÓN DE LA CANDIDATURA DE PUIG (Recortes de prensa)

| 0 comentarios |
|

­Puig promete superar las familias en un PSPV de equipos y «sin mesías ni caudillismos»
Abrazó a Federico Buyolo (de confianza de Leire Pajín), a Ignasi Pla, luego a Luis Lozano (FSP-UGT) y también a Josep Almenar, alcalde de Picanya y mano derecha de Ciprià Císcar. Al expresidente Joan Lerma lo saludó, sin efusividad. Ese gesto del alcalde de Morella, Ximo Puig, habló más que el manifiesto que aguardaba a la puerta la firma de todos aquellos que quisieran adherirse a «L´alternativa progressista». Puig quiso que su puesta de largo como candidato a liderar el PSPV, en su segundo intento, estuviera exenta de cualquier foto que permitiera colgarle la etiqueta de lermista. Lerma, que lidera una de las clásicas tribus del socialismo valenciano, estaba allí. Su presencia le incomodaba a Puig de la misma forma que a un hijo que se independiza le molesta que los padres acudan a la fiesta de inauguración del piso de soltero. Desde el día en que se decidió a dar el paso, quien hoy se convertirá oficialmente en precandidato —entregará los avales recogidos en el comité nacional— sabe que para ganar el congreso hay que sumar y volar por encima de los clanes. Por voluntad y convicción política y personal —asegura Puig— y porque, además, ningún clan tiene ya suficiente fuerza ni para lograr las firmas del 20% de los delegados para ser candidato. Las otras dos familias del trípode que sustenta el pacto (Leire Pajín y Ciprià Císcar) acudieron ayer sin los patriarcas al acto que congregó a más de 350 militantes, dirigentes y cargos públicos en un abarrotado salón de actos de UGT-PV. «Este proyecto es de todos, no excluye a nadie y no tiene padrinos», proclamó. La foto de los cuatro protagonistas del acto, que hicieron su entrada al ritmo de la música de Coldplay, fue una declaración de principios de la «nueva etapa»: el exalcalde de Gandia y jefe de campaña, José Manuel Orengo, la diputada Verónica López y Miguel Soler, exalto cargo del Gobierno de Zapatero. Un tipo, este último, de esos que aportan valor añadido en estos procesos porque resultan difíciles de etiquetar. Como los artículos de las tiendas «delicatessen». Como los jóvenes alcaldes socialistas tan cotizados en estos días. El principal compromiso de Puig fue precisamente ése: «superar las etiquetas» y contar «con todos». «Proponemos un PSPV sin enemigos ni adversarios; un partido que no queremos uniforme; no aspiro a que el PSPV sea el PP», advirtió. «No propugno la uniformización sino algo más importante: la unidad». Ahí arrancó los aplausos de los asistentes, para señalar que no se puede «perder ninguna aportación que se haga desde Alcoi, Mislata, Ontinyent o Benidorm», enclaves cuyos alcaldes están con Alarte (los dos primeros), en el limbo y en transición hacia Puig (Ontinyent) o volcado con el de Morella, caso de Agustín Navarro, quien estuvo presente.
Recados al resto de aspirantes
Esa «alternativa» a Alarte y, luego, al PP, «en la que no sobra nadie» dijo que ha de construirse «orillando arrebatos caudillistas». No citó por su nombre a Alarte, pero su nombre se proyectó sobre el panel trasero a ojos del auditorio. «No necesitamos mesías ni salvadores» sino «equipos solventes», agregó. Fue el recado a los otros aspirantes, especialmente a Francesc Romeu. El candidato a liderar el PSPV defendió que para que en 2015 se produzca una «primavera socialista» es necesario «un partido fuerte». «Jamás seremos excluyentes ni soberbios», dijo respecto al resto de la izquierda, «pero la única alternativa real progresista de gobierno es la del Partido Socialista». Un proyecto que quiere «tan socialista como valenciano» y que, dijo, «debe acabar con unos gobernantes que han convertido esta tierra en la chirigota nacional, una derecha que con su corrupción ha devaluado el prestigio de la Comunitat Valenciana».
«Apoyé a Rubalcaba y a Puig»
El exdirector general de Formación Profesional Miguel Soler lamentó que el PSPV «para muchos ni está ni se le espera» y consideró imprescindible «recuperar la credibilidad» aplicándose en formular «dos propuestas por cada denuncia» de la mala gestión del Consell del PP. «Estoy aquí porque de la misma manera que apoyé a Rubalcaba ahora no tengo ninguna duda de que la mejor opción es apoyar a Ximo Puig». El primer firmante del manifiesto abogó por que el partido recupere la conexión con sus terminales sociales. «No se trata de enviar una delegación a las manifestaciones, sino de estar con los colectivos», afirmó. Animó a «mojarse» en favor de un proyecto «que no puede conformarse con lograr el 51% sino que necesita una mayoría clara». Entre el público destacó, por imprevista, la presencia de los cinco secretarios de agrupación afines a José Luis Ábalos en Valencia: Gustavo Casal, José Vicente Berlanga, Javier Llopis, Pilar Calabuig y Matías Alonso. Ábalos apoyó a Alarte en 2008 y conforma la minoría mayoritaria en un PSPV de la ciudad de Valencia tan atomizado como en el resto del país. El listado de asistentes fue tan amplio como heterogéneo. Acudieron el alcalde de Xàbia, José Chulvi; el citado Navarro (Benidorm); la de Sant Mateu, Ana Besalduch, diputados como Antonio Torres, Francesc Signes, Ignacio Subías o Ana Barceló, secretaria provincial de Alicante y mano derecha de Leire Pajín. Hasta observadores de otras candidaturas, como Pedro Sánchez, afín a Romeu, o el exalcalde de Torrent Jesús Ros, que apoya a Manolo Mata.
FRANCESC ARABÍ
Puig propone “reiniciar” el PSPV para derrotar al Partido Popular
“Vivir es tomar partido”, dijo Ximo Puig, alcalde de Morella y diputado en el Congreso, en el discurso en que hizo pública la noche del miércoles su candidatura a la secretaría general del PSPV-PSOE. Luego citó a Gramsci para asegurar: “Yo también odio a los indiferentes”. Era la justificación retórica de su irrupción como aspirante a relevar al actual secretario general del PSPV-PSOE, Jorge Alarte, y de la necesidad de construir una alternativa al “lamentable” resultado de 17 años de gobierno del PP en el País Valenciano. En un acto celebrado en el salón de actos del sindicato UGT en Valencia, Puig se postuló como el cuarto candidato al 12º congreso de los socialistas valencianos, que se celebrará los días 30 y 31 de marzo y 1 de abril en Alicante. Ante más de 400 personas, entre las que se contaban el expresidente de la Generalitat y senador, Joan Lerma; la diputada autonómica Ana Barceló, adscrita al sector de Leire Pajín; varios diputados autonómicos; el portavoz socialista en el Ayuntamiento de Valencia, Joan Calabuig; la diputada Carmen Montón, miembro de la ejecutiva federal del PSOE; el exsecretario general del partido Joan Ignasi Pla; el secretario provincial del PSPV en Castellón, Francesc Colomer, y el alcalde de Benidorm, Agustín Navarro, Puig propugnó “reiniciar el partido y reiniciar la Comunidad Valenciana desde nuevas bases y con los valores de siempre”. Sacar al partido de la “depresión” para que libere “todo el potencial que tiene” es el objetivo que planteó Puig, quien insistió mucho, como hace el manifiesto que presentó Miguel Soler antes de su discurso, en reforzar el trabajo de los militantes y fomentar una dirección que trabaje en equipo. Presentados por el exalcalde de Gandia José Manuel Orengo, además de Soler, precedió al ya candidato en el uso de la palabra la diputada autonómica Verònica López.
Puig se propone sacar al partido de la "depresión" y liberar su "potencial"
En su intervención, Soler recordó que, al contrario que los sectores que se alinean tras la candidatura del alcalde de Morella, apoyó en el congreso federal del PSOE a Alfredo Pérez Rubalcaba y dijo que, si aquello lo hizo porque pensaba que era mejor, ahora cree que Puig es “la mejor opción” para liderar el PSPV-PSOE. Soler criticó que la gente se movilice contra los recortes y en defensa de los servicios públicos y se pregunte “¿dónde está el PSPV?” o que incluso afirme “ni está ni se le espera”. “Somos más pobres, tenemos más parados, han liquidado el sistema financiero, estamos en números rojos y, lo que es peor, han devaluado el prestigio de la Comunidad Valenciana”, dijo Puig sobre la gestión del PP, que también criticó por la corrupción para exigir “gobernantes dignos, fiables y honrados”. El candidato definió el suyo como “un proyecto tan socialista como valenciano”, arraigado en el territorio y también en las ideas socialistas. El mensaje fundamental de su discurso, sin embargo, iba dirigido a la militancia. “Vamos a superar las etiquetas, las fronteras entre nosotros, que son absurdas, que no tienen ningún sentido”, señaló Puig, quien puntualizó que no propugna la “uniformización”, sino la “unidad”. Se declaró partidario de “un partido de equipo”, que no espere a “mesías salvadores” y, para tratar de esquivar el hecho de que tras su candidatura se alinean viejas familias internas como la lermista, puso énfasis en asegurar que la suya es “una alternativa que no excluye a nadie, que es de todos, que no tiene ningún apadrinamiento”.
Adolf Beltran
El alcalde de Morella presenta su candidatura avalado por el pajinismo para «unir» en lugar de «unificar» y acabar con las fronteras del partido
Lo que Alarte ha unido, que no lo separen los delegados del XII congreso del PSPV. Ese es el nuevo mantra que predica la nueva mayoría surgida en torno al alcalde de Morella y diputado nacional, Ximo Puig. Ayer presentó su candidatura a la secretaría general de la federación socialista valenciana, pero también exhibió lo que desde hace semanas se venía escribiendo: que tras pescar en caladero valenciano, ha conseguido llevarse más peces para su barco de los que ahora tiene el actual líder, Jorge Alarte. La foto de las primeras filas del salón de actos de UGT era más que significativa. Y eso que los primeros espadas del socialismo valenciano enviaron a sus subalternos. Acompañando a Puig, lo mejor de cada familia. Por supuesto, la suya, con Joan Lerma, Joan Calabuig, Ignasi Pla, José Manuel Orengo,Carmen Montón, Antoni Such y otros tantos de los que siempre han estado, pero hace tiempo que no están. En las familias invitadas, la secretaria provincial de Alicante, Ana Barceló, el alcalde de Benidorm, Agustín Navarro, o los diputados Federico Buyolo, Verónica López y Gabriel Echávarri, representando a Leire Pajín. También se vio a cinco secretario locales afines a José Luis Ábalos y algún alcalde ciscarista. Sorpresas anunciadas como la del exdirector general de Formación Profesional Miguel Soler, íntimo de Rubalcaba. Pero ni son todos los que estaban ni estaban todos los que son.
«Estoy preparado» dijo Ximo Puig parafraseando a su querida Carme Chacón. La misma que ha logrado que el alcalde de Morella articule una mayoría heterogénea, en un principio afín a la catalana, y en un final, cercana a su candidatura a la secretaría general del PSPV. Y aunque no lo citó en ningún momento de su discurso, también contra el actual líder de los socialistas valencianos, Jorge Alarte. Puig abogó por «reconstruir» el partido pero sin basar su liderazgo en «unificar», como se ha hecho hasta hora, sino en «unir» desde la diversidad.
Puig busca «reconstruir» el PSPV de los «arrebatos caudillistas» de Alarte
«Es hora de orillar los arrebatos caudillistas» y que el PSPV nunca vuelva a estar dirigido «por una ambición individual», espetó ante un entregado auditorio. Y es que el del Morella aboga por la «integridad» y por aceptar concepciones e ideas distintas porque «la izquierda no es uniforme» ni él quiere que lo sea. Dice no buscar enemigos ni adversarios dentro del partido y apuesta por superar «las etiquetas y las fronteras» que actualmente existen dentro del PSPV. Él lo sabe bien porque tiene bien pegada la etiqueta de lermista que es sinónimo de naftalina para muchos sectores del partido. Por ello, tratará de sacar al PSPV de la «depresión» . Como ejemplo, citó cuatro municipios. Pero los nombres no son baladí: Alcoy, Mislata, Ontinyent o Benidorm. El también diputado nacional recordó que hace cuatro años, cuando perdió por 20 votos frente a Alarte, acató la decisión con responsabilidad y trabajó para sumar. Eso sí, advirtió de que en este congreso, «aglutinar al 51% del partido no será la solución». Por ello, aseguró que tratará de «reconstruir el PSPV y ser alternativa de Gobierno». El presentador del acto, Miguel Soler, le dio algunos consejos: «Sólo con denuncias no se ganan elecciones, ni basta con que una delegación vaya a las manifestaciones de la ciudadanía». Él apoyó a Rubalcaba y ganó.Ahora está con Puig para recuperar a un partido del que dice «ni está ni se le espera».
MARTA HORTELANO
Ximo Puig se presentó ayer como el cuarto candidato a liderar el socialismos valenciano
La división en el PSPV en torno a quién será su secretario general los próximos años es cada vez mayor. La presentación, ayer, de Ximo Puig —el último de los cuatro aspirantes en llegar al sprint final— ha multiplicado la indecisión acerca del perfil más adecuado para llevar las riendas del socialismo valenciano. Ninguno de los cuatro tiene suficientes apoyos entre los delegados como para verse claramente favorito sobre el resto y la predisposición al pacto parece inevitable. El decálogo de la plataforma de Puig aboga por recuperar la conexión del partido con la sociedad valenciana —el anhelo coincidente de todos los candidatos—, aunque con vías diferentes para conseguirlo. Puig contó con el apoyo de un nutrido grupo de referentes de las tres provincias (Francesc Colomer, Joan Lerma, Ignasi Pla, Pepa Frau, Herick Campos, Agustín Navarro o Ana Barceló), de UGT y de diputados autonómicos. Parece que es el que tiene más capacidad de lograr con facilidad los avales necesarios para presentar candidatura al congreso (20%, unos 104 delegados). Inversión a corto plazo El empecinamiento del actual secretario general, Jorge Alarte, en repetir la aventura de perpetuarse en el cargo basado en que es el representante de la minoría mayoritaria dentro del PSPV parece una inversión a corto plazo. Y es que el congreso del socialismo valenciano se encamina a una resolución en falso del liderazgo en el partido. Francesc Romeu, Jorge Alarte y Ximo Puig son los mismos aspirantes que en el congreso de Valencia celebrado en 2008 y la militancia no parece percibirlos como «savia nueva» para renovar al partido. Manuel Mata es el único nuevo, pero también quien más dificultades puede tener (junto a Romeu) en obtener los avales. Por ello, si Alarte o Puig salen triunfadores todo indica que cuando llegue el momento de encumbrar al candidato a la Presidencia de la Generalitat en 2015 habrá un proceso de primarias muy abierto y más equilibrado entre candidatos gracias al mandato de los nuevos estatutos federales. La elección del secretario general a día de hoy es un proceso complicado donde los delegados se «exponen públicamente», pero en el de primarias quedará muy reducido el poder del aparato del partido, y si el secretario general entrante no revierte la situación actual de caos, se medirá a aspirantes con mucho tirón. El propio Mata puede hacer ahora un ensayo general si no logra los avales, al igual que Romeu, ya que ambas han conseguido tomar el pulso a la federación socialista valenciana y el dictamen es claro: la militancia quiere un cambio de rumbo y de caras.
MANUEL CONEJOS
Ximo Puig se postula para liberar al PSPV de la 'depresión'
El diputado del PSOE en el Congreso y alcalde de Morella (Castellón), Ximo Puig, ha presentado este miércoles su candidatura para liderar el PSPV, con el objetivo de hacer que el partido pueda salir de la "depresión" en la que, a su juicio, se encuentra y "libere todo el potencial que tiene". Además, ha hecho hincapié en la necesidad de "acabar con las fronteras" que existen entre los socialistas y que son "absurdas, no tienen ningún sentido y son mentira". Puig se postula así para desbancar al actual secretario general del partido, Jorge Alarte, en el congreso que los socialistas valencianos celebrarán en Alicante los días 30 y 31 de marzo y 1 de abril. El alcalde de Morella, que en 2008 se midió en primarias con Alarte, ha anunciado que este jueves presentará los avales para formalizar su candidatura a la Secretaría General del PSPV. Ximo Puig ha protagonizado un acto celebrado en la sede de UGT de Valencia, al acto han asistido cerca de 500 personas, que lo han recibido con un largo aplauso y numerosas muestras de afecto. Entre los asistentes se encontraban muchos dirigentes socialistas como el ex presidente de la Generalitat y senador, Joan Lerma; el ex secretario general del PSPV, Joan Ignasi Pla; el portavoz socialista en el Ayuntamiento de Valencia, Joan Calabuig, así como numerosos diputados socialistas y alcaldes como el de Benidorm (Alicante), Agustín Navarro. El parlamentario socialista en el Congreso ha incidido en que "la izquierda no es uniforme", por lo que ha asegurado que no propugna la "uniformización", pero si "la unidad" y siempre con "un poco de socialismo afectivo". Además, ha indicado que su "única obsesión" es que "no se pierda ni una gota de esfuerzo para el caudal de energía que necesita" el partido. Asimismo, ha asegurado estar "más preparado que nunca y más consciente que nunca de que es posible". "Podemos y debemos", ha subrayado Puig, quien se ha mostrado convencido de que "juntos tenemos la fuerza y el coraje suficiente para que en 2015 haya una primavera socialista". Del mismo modo, ha dicho estar dispuesto a "reconstruir" y a "reiniciar" el Partido Socialista para convertirlo es "una alternativa real de gobierno". El aspirante a liderar el PSPV ha señalado que "ningún valenciano consciente puede ser indiferente a la situación de la Comunidad", y ha denunciado que los 17 años de gobierno de la "derecha" valenciana "no pueden ser más lamentables". "Somos más pobres, tenemos más parados, han liquidado el sistema financiero valenciano, estamos en números rojos y, lo que es peor, han devaluado el prestigio de la Comunidad", ha señalado Puig, quien ha añadido: "el prestigio colectivo de una gente trabajadora, emprendedora y digna como la que más". Por ello, ha destacado que es "urgente la alternativa". Así considera que no solo es necesario "criticar", sino salir a la calle y que la ciudadanía "sepa que está naciendo la alternativa para este país". En este sentido, ha destacado que la "alternativa progresista" es consciente de que "otro modelo económico es posible". Para Ximo Puig, "es necesaria una alternativa europea, de igualdad entre hombres y mujeres y de apoyo a los sindicatos". Además, ha dicho que "la alternativa socialista" es la de "un partido unido, de equipo, una alternativa que no excluye a nadie".
'Gobernantes dignos, fiables y honrados'
También ha animado a los presentes a "reivindicar la política para transformar la sociedad", así como a "luchar porque sigan vigentes las utopías". "Es la hora de reivindicar la fuerza transformadora de la izquierda", ha dicho Puig, quien ha abogado por un "cambio profundo de mentalidad para hacer una economía diferente, basada en el trabajo". Asimismo, entiende que hay que ofrecer a los valencianos "gobernantes dignos, fiables, honrados, con las manos limpias y que rindan cuentas". Durante el acto se ha repartido a los asistentes el manifiesto con el lema 'L'alternativa progressista'. El primer firmante, Miquel Soler, -cercano al secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba-, ha subrayado que ante la situación de la Comunidad Valenciana, en la que la Generaliltat "quiere cargarse todos los servicios públicos" además de "recortar las libertades básicas", mucha gente se pregunta "¿donde está el PSPV?" e incluso "algunos dicen 'ni está ni se le espera'". Sin embargo, Soler considera que estas actitudes no se pueden consentir. "Tenemos la obligación de hacer un trabajo duro para que esto cambie de una manera radical", ha subrayado. Asimismo, ha recordado que hay "muchos sectores de la población que están desilusionados con la política porque no estamos dando una respuesta a los problemas que tiene la sociedad".
Europa Press | Valencia

Puig confirma que se presenta a la secretaría general del PSPV

| 0 comentarios | miércoles, 22 de febrero de 2012
|

El alcalde de Morella hará pública esta decisión este miércoles por la tarde
Puig ya disputó a Jorge Alarte la secretaría general en el anterior congreso
El alcalde de Morella y diputado nacional, Joaquim Puig, anunciará este miércoles que se presenta a la secretaría general del PSPV-PSOE en el congreso nacional que el partido celebrará del 30 de marzo al 1 de abril próximos en Alicante, según ha confirmado a Efe el propio Puig. El alcalde de Morella, quien ya disputó a Jorge Alarte la secretaría general en el anterior congreso, hará pública esta decisión este miércoles por la tarde, durante la presentación en la sede de UGT de un manifiesto "de alternativa progresista" elaborado por un grupo de militantes del PSPV-PSOE. El ex alcalde de Gandia, José Manuel Orengo, ha explicado que Miguel Soler, un hombre "muy cercano" al secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, encabezará la lista de firmantes del manifiesto, en el que también figuran el alcalde de Benidorm, Agustín Navarro, su homólogo en Jávea, José Chulvi, y el ex subdelegado del Gobierno de Castellón, Antonio Lorenzo, entre otros. Preguntado sobre si cuentan con el apoyo de la ex ministra Leire Pajín, Orengo ha respondido que "entiende que sí", y ha añadido: "como tanta gente, porque no queremos que esto se convierta en una unión de líderes ni referentes". "El mejor ejemplo de que esta propuesta no es contra nadie ni nadie de fuera está en contra de ella es que Miguel Soler es una persona muy cercada al secretario general", ha indicado. Según ha explicado Orengo, pretenden transmitir "la pluralidad" de las distintas personas y sectores que van a avalar la propuesta y la candidatura, que constituye "un proyecto de cambio real y no sólo de regeneración política, sino de ampliación de la base" que necesita la agrupación y la manera de llevarlo a cabo. Orengo ha explicado que pretenden ofrecer una "alternativa real" a la sociedad valenciana que pueda medirse con la derecha y con el PP, para lo cual cuentan con gente "que busca construir una gran mayoría que sea capaz de provocar el cambio" en la Generalitat. "Estamos en tiempo de abordar soluciones en los congresos", ha manifestado Orengo, quien ha explicado que cuentan con el apoyo "de todos los compañeros y con el compromiso de no injerencia" en un proyecto que debe tener su base "como proyecto valenciano", y en el que los delegados de la Comunitat van a tomar "libremente" esas decisiones. El ex alcalde de Gandia ha asegurado que pretenden que esta alternativa sea "una mezcla de muchas personas" que entienden que el congreso es "una oportunidad de conformar una mayoría" para el cambio.
EFE

Un hombre de confianza de Rubalcaba lidera el manifiesto a favor de Ximo Puig

| 0 comentarios | martes, 21 de febrero de 2012
|

Miguel Soler se incorpora al equipo de campaña del alcalde de Morella que coordina Orengo
Quitarse el estigma neolermista que le impidió ganarle el congreso a Jorge Alarte en septiembre de 2008 y convencer de que lidera un amplio movimiento por encima de las familias. Con ese reto se presenta mañana en la sede de UGT-PV la plataforma que impulsa la candidatura del alcalde de Morella a secretario general. De entrada, parten con la ventaja de contar con los afines a Leire Pajín y los ciscaristas como aliados. Pero el valor añadido que persiguen, apuntan fuentes del entorno de Puig, lo aportan personas no encasilladas en ninguna familia y de acreditado prestigio. De entra ellas destaca el nombre de Miguel Soler, director general de Formación Profesional desde 2008 en el Gobierno de Zapatero. Soler ya ocupó ese puesto cuando Alfredo Pérez Rubalcaba fue ministro de Educación (1992-93). Desde entonces guarda una excelente relación con el hoy líder del PSOE, al que apoyó activamente en el reciente congreso frente a Carmen Chacón, la candidata del pacto trinitario que avala a Puig.
Soler ha querido trasladar personalmente a Rubalcaba su apuesta por Puig. No ha encontrado ningún obstáculo en la dirección federal. Ferraz ha garantizado su neutralidad. Soler no se incorpora a la campaña de Puig como comparsa, sino como pieza clave junto con el coordinador del equipo, el exalcalde de Gandia José Manuel Orengo. Ambos lideran el manifiesto con el que Puig se presenta. Compartirán lista de abajo firmantes con dos docenas de militantes destacados que, en principio, no se hayan significado por pertenecer a ninguna tribu socialista. Al menos esa era la intención expresada anoche por un portavoz de la plataforma. Puig y Orengo se han reunido con alcaldes de la órbita de Alarte, como el de Ontinyent, Jorge Rodríguez. El de Xàbia, José Chulvi, está entre los apoyos a Puig, al igual que el de Benidorm, Agustín Navarro, próximo a Leire Pajín. También desde ese sector, la secretaria de organización del PSPV, Elena Martín, ha promovido, junto a militantes de Alicante, un decálogo de exigencias a los cuatro aspirantes. De entre los afines a Pajín, es la menos partidaria de Puig.
FRANCESC ARABÍ

HUMOR GRAFICO ORTIFUS

| 0 comentarios |
|


Baile de parejas al borde del abismo

| 0 comentarios | lunes, 20 de febrero de 2012
|

El XII congreso se perfila, dos debacles electorales después, como otra pugna entre Alarte y Puig por dirigir el PSPV - En esta secuela, Pajín parte como aliada del neolermismo, Romeu se acerca a la órbita del actual líder e irrumpe Mata
Aeropuerto de Sevilla. La secretaria del PSPV de Alicante, Ana Barceló, y otros delegados afines a Leire Pajín esperan el embarque. El exalcalde de Elx Alejandro Soler pasa por delante de ella y ni se miran. Horas antes se produjo un choque verbal entre dos miembros de la ejecutiva de Jorge Alarte. Estos episodios retratan un partido en el que, a golpe de derrotas —desde 1993 ha coleccionado una veintena— y de pérdida de poder y cargos, las relaciones personales están viciadas, cuando no podridas. Una organización en la que los congresos se plantean como ajustes de cuentas. Atomización. Tras 16 años al raso de la oposición, los 20.232 militantes sospechan que la premisa de que el PSPV es un partido de gobierno es una leyenda urbana. Las derrotas han dinamitado los aparatos, han desestructurado las familias y han atomizado las fuerzas de tal forma que si antes bastaban cinco referentes para agrupar al 90% del partido en torno a una mesa camilla, hoy sería necesaria una asamblea en un polideportivo. Cada vez se antoja más complicado ordenar el baile de parejas entre generales y coroneles, degradados a sargentos y cabos, para conformar mayorías. La única fuerza que sigue creciendo es el clan de los ex. Urge una amplia mayoría. Cuatro de los cinco últimos congresos se han decidido por pocos votos. Por tres ganó Joan Romero en 1997; por diez se impuso Ignasi Pla en 2000, y por 20 fue elegido Alarte en 2008. Tras romper el suelo electoral en dos debacles históricas (el 28,7% en autonómicas y el 27%, en las generales) y con una militancia harta y desmovilizada —en la ciudad de Valencia se reclutaron menos de 500 interventores para 920 mesas— el reto del PSPV en el congreso de Alicante (del 30 de marzo al 1 de abril), no es tanto renovar o relevar a Alarte como apuntalar a un líder con una sólida mayoría. «El secretario general puede salir por un voto, pero ha de ser integrador y la ejecutiva debe lograr al menos el 70%», apuntaba un ilustre. Arriar la bandera neolermista. La foto de partida de este XII congreso evoca el XI cónclave como una secuela retrotrae a la película original. Son los mismos protagonistas (Jorge Alarte, Ximo Puig y Francesc Romeu), a los que se ha sumado Manuel Mata. El reparto de fuerzas se asemeja. A grandes rasgos, Alarte controla un tercio de la organización y el neolermismo, con FSP-UGT, otro tanto. Leire Pajín, en proindiviso con Ciprià Ciscar, Francesc Romeu y Manuel Mata parten como los sectores que decantarán el congreso. Hay congreso porque la alianza con el neolermismo que sostuvo al secretario general desde las primarias autonómicas —paz por territorios en listas— se quebró. «Ximo no me engaña, no se presentará, quiere tensar a cuerda», decía Alarte hace un mes. El alcalde de Morella no iba de farol. Se presentará por segunda vez. Parte con el apoyo del sector de Leire Pajín y el ciscarismo, con quienes se conjuró en el brindis chaconista del hotel Sevilla Congresos. En 2008, Puig perdió por dos razones: porque Alarte encarnó las ansias de cambio y porque Pajín sindicó acciones para impedir que el neolermismo retomara las riendas del partido. José María Pajín —padre de la exministra y dirigente histórico en Benidorm— se desquitó de la afrenta que sufrió cuando en el congreso de 2000 quiso ser secretario de organización con Pla y el puesto lo ocupó el lermista Vicent Sarrià. Puig deberá tirar de sus excelentes relaciones con la exministra para evitar que chirríe su alianza con un clan Pajín que profesa inquina al lermismo. El embajador Orengo. El aspirante tiene asignaturas pendientes para consolidar el pacto con Pajín y Ciscar y conquistar adhesiones. La primera, garantizar que no actuará como agente del neolermismo y que practicará, dice, el «mestizaje». Si navega con esta bandera chocará con resistencias del núcleo duro lermista, pero si no lo hace corre el riesgo de ahogarse en sus límites y chocar hasta con quien tiene el encargo de captar socios para la alianza alternativa a Alarte: el exalcalde de Gandia José Manuel Orengo. A él se le ha confiado la misión de sumar alcaldes y portavoces, las novias más deseadas. El alcalde de Ontinyent, Jorge Rodríguez; el de Alcoi, Antoni Francés; el de Xàbia, José Xulvi, o el portavoz de Xàtiva, Roger Cerdà, cotizan al alza. Salvo Xulvi, el resto sigue con el alartismo. Por ahora. De haber optado Orengo, la deserción de Rodríguez o Francés sería más fácil. Tenían hasta un preacuerdo. Ahora, Alarte se arroga esos apoyos y Puig los corteja. Según se tasen las opciones de los aspirantes tras la elección de delegados (del 20 de febrero al 4 de marzo) actuarán los alcaldes. La plataforma alartista. En el punto de mira de Alarte está atar a los alcaldes afines. La misión ha sido confiada a Soler; al alcalde de Xixona, Ferran Verdú, o al de l´Alfàs, Vicent Arques, quienes aun no han logrado fuerza suficiente para difundir un manifiesto municipalista. En esa línea se enmarca la decisión del alcalde de Mislata, Carlos Fernández Bielsa, o del de Faura, Antoni Gaspar, de impulsar una plataforma de munícipes de la órbita alartista con el pretexto de influir. La plataforma recuerda la que impulsó Pajín en 2008 para recoger avales en blanco. SOS a Ferraz. El líder del PSPV confía en que Ferraz interceda por él y empuje a Francesc Romeu hacia sus brazos. El odio africano que se profesan ambos sólo se podría vencer por mediación del secretario de organización, Óscar López, delfín de José Blanco y con excelente relación con Alarte. Pero la ejecutiva de Rubalcaba ha prometido a Puig que no intervendrá. El alcalde de Morella tiene también puentes con el nuevo mando. Con los hombres de Blanco. La portavoz en el Congreso, Soraya Rodríguez, es amiga de Puig, igual que la vicesecretaria, Elena Valenciano, lo es de Joan Calabuig. La última vez que Ferraz quiso conducir un proceso fue en 2000. Envió a un tal José Luis Balbás —entonces mano derecha de Zapatero— a atar la victoria de Ábalos. Fracasó. Ferraz sin Moncloa, sin BOE, seduce menos. Cuestión de objetivos. Alarte quiere ser secretario general para ser candidato. Romeu también pretende ser cartel electoral. La compatibilidad es complicada. Se resolverá cuando se sepa si el segundo logra los avales para ser candidato: un mínimo del 20% de los 520 delegados (104) y un máximo del 30%. Alarte proclamará hasta el congreso que es el único aspirante diputado en Corts y que sería una temeridad descabezar al grupo y elegir a un líder extraparlamentario. Paralelamente, traslada a los suyos la consigna de no entrar al choque de declaraciones. Quiere un congreso con tres candidatos. En ese escenario confía en que el traje de secretario general aporte un plus. Previo pago de mil peajes. Choque por Gürtel y Benidorm. Romper el frente en su contra a base de ofertas de integración es su opción. Esto es, recuperar a Leire Pajín, con la que ha tenido varios encontronazos. Pero fue la moción de censura de Benidorm lo que convirtió la separación en divorcio. Alarte se opuso a que el PSPV entronara a Agustín Navarro como alcalde con el voto de un tránsfuga del PP. Blanquerías recibió llamadas disuasorias de Ferraz y Moncloa. Navarro se convirtió en alcalde y la concejala Maite Iraola —madre de Leire Pajín— daba saltos de alegría. Otro choque con la exministra se produjo a cuenta de la querella Gürtel que Alarte interpuso por presunta financiación ilegal del PP a cargo de constructoras contratistas del Consell, como Sedesa, Lubasa, Facsa o Enrique Ortiz. Quejas internas. Si Puig tiene resistencias en la alianza que está articulando, Alarte está cuestionado por algunos de los propios. El principal reproche que se le hace es no haber sabido crear equipos —supervisa personalmente hasta las notas de prensa— ni cuidar las relaciones. Unos —por ejemplo Ábalos y Rubio en Valencia— le recriminan que no ha ampliado su mayoría integrando y otros, los antilermistas, que haya sacrificado a propios (caso del exalcalde de Xirivella Josep Santamaria, que se cayó de la lista al Congreso) para ceder espacio a los afines a Puig. Mata, el deseado. Los tiempos de congreso son propicios para sembrar expectativas. Alarte le ha ofrecido al aspirante Manolo Mata ser candidato a alcalde en Valencia, un sueño que no pudo cumplir tras perder las primarias con Calabuig. Alarte ha confesado a Mata que ungir a Calabuig fue un error. «Con el que más me he reunido es con Jorge. Está entendiendo este proceso sin utilizar malas artes», dijo Mata. A ambos conviene la batalla floral en público. Alarte evita el engorde del polo opuesto y Mata sube su cotización, para sí y de cara a los pretendientes. El aspirante de «Esperança socialista» —la marca con la que IS ha expandido su espacio en este proceso—intentará lograr los 104 avales. Es difícil. Compite con Romeu por el mismo espacio rupturista. Por eso Mata aireará cuanto pueda que su rival no votó en el congreso federal la elección directa del secretario general. «Vicent, hem de parlar». ¿Con quién pactará Mata? Nada está escrito, pero si del dirigente de Izquierda Socialista Vicent Garcés dependiera acabaría aliándose con Puig. Salvo en el congreso de 1997 que encumbró a Joan Romero, IS siempre ha ido con el lermismo. «Vicent, hem de parlar», emplazó Puig a Garcés en Sevilla. «Sí, pero a ver si haces como siempre y al final pactas con Alarte», respondió el de IS. «A ver si es posible que no pacte Manolo», musitó Puig con la esperanza de que Alarte arda después de Fallas en la vela que todos juntos pusieron a Chacón.
FRANCESC ARABÍ

Más de 150.000 personas claman en la Comunitat contra una reforma laboral «injusta, ineficaz e inútil»

| 0 comentarios | domingo, 19 de febrero de 2012
|

Más de 150.000 personas han recorrido este domingo las calles de las tres capitales de provincia de la Comunitat Valenciana en sendas manifestaciones multitudinarias contra la reforma laboral bajo el lema 'No a la reforma laboral injusta con los trabajadores, ineficaz para la economía e inútil para la ocupación'. Según fuentes sindicales, la marcha de Valencia ha sido secundada por más de 80.000 personas, mientras que en Alicante han asistido más de 40.000 y en Castellón han respaldado la convocatoria unos 30.000 ciudadanos. En Valencia, la marcha ha partido puntual a las 12.00 horas de la plaza San Agustín en un ambiente festivo, amenizada con la música de dolçaines y tabalets, y capitaneada por los secretarios generales de CCOO-PV, Paco Molina, y de UGT-PV, Conrado Hernández. Asimismo, numerosos políticos de la oposición, entre ellos el secretario general del PSPV, Jorge Alarte, y la coordinadora general de EUPV, Marga Sanz. Antes del inicio de la manifestación, el secretario general de UGT-PV ha denunciado que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, "ha dado una patada inmensa al sector de los trabajadores, a la jurisprudencia y a la legislación de este país" con una reforma que "se ha cargado 30 años de diálogo social". En este sentido, ha indicado que Rajoy "dijo que iba a hacer lo que tenía que hacer y haría las cosas como Dios manda", ya que aseguró que no abarataría el coste del despido, por lo que con esta reforma habría cometido un "fraude electoral". "Estamos aquí para demostrar el nivel de cabreo de los trabajadores con un decreto que sólo favorece a los empresarios", ha agregado Hernández, que ha proseguido: "el Gobierno está mintiendo, --la reforma-- no va a generar empleo y está poniendo todo a la carta para que esto se convierta en un estado feudal, donde los empresarios son el señor y los trabajadores meros siervos".

Hay razones para creer en un mundo mejor. Esperanza Socialista

| 0 comentarios |
|


Mata propone debates entre los candidatos del PSPV

| 0 comentarios | sábado, 18 de febrero de 2012
|

El dirigente de la plataforma Esperanza Socialista y aspirante a la secretaría general del PSPV-PSOE, Manolo Mata, ha anunciado que la próxima semana propondrá a los secretarios provincias de Castelló, Valencia y Alicante, Francesc Colomer, Carmen Martínez y Ana Barceló, respectivamente, la celebración de debates en las sedes socialistas de las tres capitales de provincia entre los diferentes candidatos a la secretaría general del partido en el Congreso Nacional que se celebrará el último fin de semana de marzo. Asimismo, el candidato se ha puesto a disposición para participar en cuantos debates o acciones de contraste de ideas y opiniones entre los diferentes aspirantes se hayan previsto organizar, según han informado fuentes de su equipo en un comunicado. "Los militantes del PSPV lleva varios meses pudiendo escuchar y debatir por separado con los diferentes candidatos en las agrupaciones locales, pero ante la importancia del proceso y la cercanía del 12 Congreso Nacional, se hace cada vez más necesario brindarles la oportunidad de escuchar a los candidatos de forma conjunta", ha considerado Mata. En su opinión, "los militantes dispondrían de más elementos de juicio para decantarse por un proyecto u otro si tuvieran la oportunidad de presenciar debates en los que los candidatos intercambiemos nuestras ideas, opiniones y propuestas para el partido y la Comunitat Valenciana". Para el representante socialista, "la celebración de debates entre los aspirantes no solo es deseable sino que constituye una obligación democrática de información y transparencia del partido y de sus candidatos hacia su militancia y hacia la sociedad". "Ni los militantes, ni los simpatizantes ni los ciudadanos progresistas que siguen el proceso entenderían que fuera más fácil celebrar un debate entre Zapatero y Rajoy, entre Rubalcaba y Rajoy, que entre los compañeros socialistas que aspiramos a liderar el cambio en el PSPV-PSOE", ha considerado Mata, para quien "las sedes del partido en las tres capitales de provincias son el lugar idóneo para realizar debates antes la militancia".
EUROPA PRESS, VALENCIA

L'oposició de Rajoy

| 0 comentarios | viernes, 17 de febrero de 2012
|


El nuevo G-4 del PSPV se plantea presentar una candidatura alternativa a Jorge Alarte

| 0 comentarios | jueves, 16 de febrero de 2012
|

Estaría respaldada por alcaldes y concejales, «que es donde el partido socialista valenciano tradicionalmente tiene su fuerza», asegura el portavoz de este grupo, Toni Gaspar
El alcalde de Faura y portavoz del grupo socialista en la Diputación de Valencia, Toni Gaspar, no ha descartado presentar una candidatura al próximo congreso del PSPV. Esta candidatura estaría respaldada por alcaldes y concejales, "que es donde el PSPV tradicionalmente tiene su fuerza", asegura el portavoz de este grupo heredero del antiguo G-4 que impulsó a Jorge Alarte a la secretaría general del PSPV. Gaspar insiste en que ahora "es el momento de las ideas" y la quincena de alcaldes y concejales reunidos en el edificio de la Universidad Literaria, en la plaza del Patriarca, "ni va a favor de nadie ni contra nadie". Eso sí, ha pedido "unión" a las distintas familias del socialismo valenciano. Entre los asistentes a la reunión, además del propio Gaspar, está el alcalde de Mislata, Fernández Bielsa, el alcalde de Villores, Iván Bono, el de Chella, Pablo Seguí, el de Forcall, Santiago Pérez y el de Titaguas, Ramiro Rivera. Entre los concejales, Andrés Campos de Torrent, Jordi Mayor de Cullera o Eloy Idalgo, de Altea. Los herederos del G-4, en una carta abierta a la militancia socialista, reconocen que la actual situación del partido "no es fruto en exclusiva de dinámicas externas. Por ello, debemos buscar errores en nuestro ppropio partido como organización. El congreso será ocasión para poner en marcha el proceso, será el momento de sentar las bases de nuestro discurso de identidad y proyecto". Este grupo de alcaldes y concejales socialistas quiere "otro PSPV", una organización "que sea útil, renovada, solvente y capaz de salir de una crisis interna que se acerca a las dos décadas con unos protagonistas que siguen siendo los mismos de siempre y que nos impiden ser creíbles".
16.02.12 - 13:29 - F. RICÓS | VALENCIA

El PSPV propone 'primarias a la francesa' y que los militantes paguen una cuota en función de lo que ganan

| 0 comentarios |
|

La Comisión Ejecutiva Nacional del PSOE de la Comunidad Valenciana ha aprobado este miércoles el informe de gestión y la ponencia marco para el Congreso del PSPV que los socialistas celebrarán en Alicante los días 30 y 31 de marzo y 1 de abril y en los que, entre otras propuestas, se plantea la implantación de 'primarias a la francesa', de modo que todos los militantes y simpatizantes puedan elegir al secretario general mediante elección directa, y no como se hace hasta ahora con el voto de los delegados. Además también se propone una progresividad en la cuota de los afiliados, para que cada uno de ellos pague en función de los ingresos que percibe, con el objetivo de que "nadie deje de militar en el PSPV por cuestiones económicas". Así lo ha explicado en rueda de prensa el secretario general del PSPV, Jorge Alarte, quien ha señalado que los socialistas plantearán éstas y otras propuestas en el XII Congreso. De este modo, en caso de aprobarse, en la siguiente cita congresual de los socialistas de la Comunidad, los militantes y simpatizantes, en sus agrupaciones, elegirán al secretario general de forma directa. Además, el equipo de Alarte también defenderá en el Congreso recuperar la "comarcalización". En este sentido, existiría una estructura doble de comarcas y provincias y se recuperaría el antiguo Consejo Territorial. Otras propuestas que presentarán son la apuesta por la modernización, la incorporación de redes sociales y la 'cibermilitancia'. El secretario general del PSPV ha indicado que el "núcleo central" de la ponencia marco es "apostar por un proyecto de cambio para la Comunidad Valenciana, por una economía mucho más competitiva y por un cambio de rumbo en el modelo económico de los últimos 16 años", además de por "el saneamiento de la Generalitat". Este documento también apoya el Estado de Bienestar que, en opinión de Alarte, "lleva 16 años de recortes y un año de recortes más intensos". De hecho, ha asegurado que desde que Alberto Fabra es presidente de la Generalitat ha habido "tijeretazo" y "hachazo". A su juicio, es necesario combinar "políticas de austeridad" con otras "de expansión, pensadas en generar empleo, empleo y empleo". El dirigente socialista también aboga por llevar a cabo una "amplia reflexión" sobre la "calidad democrática" y por hacer del PSPV no solo un partido político, sino también "un instrumento imprescindible de la sociedad valenciana para cambiar el rumbo de la Comunitat".
Documento abierto
Alarte, que ha comparecido acompañado por los dirigentes socialistas José Luis Ábalos y Pedro Sánchez, ha explicado que tanto la ponencia marco como el informe de gestión serán enviados desde esta misma tarde a las agrupaciones locales para que, a partir del próximo lunes, sean "debatidas por el conjunto de la militancia". Al respecto, ha hecho hincapié en que la ponencia marco es un documento "abierto", por lo que esperan "cientos y cientos de enmiendas". En esta línea, ha hecho un llamamiento a la participación de los militantes socialistas en este proceso "totalmente dinámico y libre".
La Información

Desahucio en Vista Alegre

| 0 comentarios |
|

El banco reclama 10.000 euros tras quedarse con la vivienda hipotecada y la casa de sus padres, que actuaban de avalistas del crédito impagado
Más de 60 vecin@s de la comarca y miembros del 15M de Valencia se han acercado esta mañana desde primera hora a la vivienda de Antonio y Leonor para parar el desahucio que nos habían comunicado extraoficialmente ya que desde los juzgados no nos daban le fecha en la que se llevaría a cabo, hasta el punto de decirnos que irían cuando pudiesen sin ni siquiera avisar. Tras esperar varias horas nos hemos dado cuenta de que no iban a venir (quizás por el hecho de que estuviésemos allí) y hemos aprovechado para personarnos en el Ayuntamiento y hablar con Jose Manuel Haro que adquirió el compromiso de mediar con la entidad la posibilidad de condonar la deuda y un alquiler social para Antonio y Leonor y al que hemos estado llamando toda la mañana sin recibir respuesta. Allí no han podido decirnos gran cosa, así que nos hemos acercado a la entidad para hablar con la recién llegada directora. Tras verificar una carga de 10.000 euros que acarrea la vivienda hemos llegado a un posible acuerdo. Sergio se compromete a saldar esa carga si a cambio el BBVA acepta la condonación de la deuda de sus padres y les permite estar los últimos años de su vida en régimen de alquiler social. A este respecto contamos con un acuerdo con el Ayuntamiento de Chiva que podría hacerse con la titularidad del alquiler en forma de aval para seguridad del banco a la hora de cobrarlo. Este lunes 20 tendremos la respuesta de la entidad y hasta ese día trabajaremos a dos bandas luchando para que Antonio y Leonor puedan vivir el tiempo que les queda en su hogar y sin la preocupación de seguir debiendo una deuda que consideramos injusta. Desde aquí daros las gracias a todos los que habéis acudido y a los que habéis difundido con tanta urgencia la convocatoria. Hoy había caras ya conocidas pero también otras nuevas por lo que, aún siendo menos que en la anterior convocatoria, sabemos que seguimos sumando y sintiendo vuestro apoyo.
Cristina Suárez

12é Congrés ¿Desmontando el PSPV?

| 0 comentarios | martes, 14 de febrero de 2012
|

Es fácil hablar mal y acertar cuando se escribe del PSPV y de sus dirigentes. Es tan fácil que aburre a quien escribe y, sobre todo, a quien lee. Es tan fácil que me había hecho el firme propósito de no volver a tocar el tema por pura conmiseración. Sin embargo uno nunca acaba de asombrarse de lo cómodo que es sucumbir a las pequeñas tentaciones. Incluso a las menos estimulantes como estas declaraciones del líder putativo de la federación valenciana del PSOE. Los congresillos provinciales, y el consiguiente 38 Congreso de los socialistas españoles han sumido al PSPV en un marasmo mayor que el habitual. Por enésima vez se han encendido las luces rojas sin aparente preocupación de sus dirigentes, tan acostumbrados ellos a estar a lo suyo y nada más que a lo suyo. No hacerse cargo de los fracasos, ignorar la deprimente y palmaria realidad electoral, mirar para otro lado es costumbre añeja en Blanquerías. También me había hecho el firme propósito de no hablar más de Jorge Alarte. Sólo merece pena constatar que con la inestimable ayuda de sus aliados (que han sido todos) y la de sus adversarios (que han sido también todos y, a veces, al mismo tiempo) no han conseguido mejorar los resultados electorales. Pero han conseguido algo quizá más difícil: han hundido su credibilidad como alternativa y han conducido al PSPV con mano experta desde la derrota a la irrelevancia. Y lo que es peor, sin muchas esperanzas de retorno. De retorno a la dulce derrota porque… de ganar ni hablamos. Y ahora llega el tiempo del Congreso 12 a celebrar en Alicante. Otra vez unos y otros están ante la oportunidad de dar la nota. Su actuación en la cita de Sevilla rayó el esperpento. Unos por jugar a ganador con el caballo equivocado y otros por mostrar clamorosamente su crédito agotado. Todos por hacer de la inanidad su marca registrada. El Congreso de Alicante es importante pero no decisivo. No arreglará ninguno de los problemas del PSPV, sólo debe aspirar a no empeorar la situación. Todos sabemos y los conspicuos candidatos también que será muy difícil que de la cita salga el nuevo presidente de la Generalitat Valenciana. Tampoco es seguro que salga el candidato a la presidencia. Por tanto será bueno aplicarse con esmero a preparar el futuro para conseguir un PSPV competitivo, capaz de nuclear la alternativa de gobierno. Porque no está en disposición de ser alternativa en solitario. Para muchos el futuro es igual a refundación. Confieso que no alcanzo a saber qué se quiere decir con ello. Sea lo que sea, yo me conformo con mucho menos; en realidad con pocas cosas. Pero, algunas, ineludibles. La más ineludible es que el partido debe dotarse de una nueva dirección que tenga el firme propósito de desterrar definitivamente la incompetencia política, la incapacidad organizativa y, por qué no decirlo, esa pizca de frivolidad personal que tanto caracterizaron la dirección que nucleó Jorge Alarte. Facilitaría mucho la operación que el propio Alarte renunciara no sólo a presentar su candidatura sino también a enredar en la conformación de la siguiente. Tal renuncia no ha de ser resultado de la generosidad sino de la capacidad de Alarte y su sindicato para mirarse al espejo, reconocerse cómo son y lo que son y tratarse en consecuencia después. El PSPV se ha mostrado desde hace mucho tiempo refractario a las ideas políticas originales. Sus dirigentes casi siempre se conformaron con reproducir acríticamente las imperantes en la marca mayor. Pero algo parece haber cambiado para siempre: ya no alcanza con ser franquicia, hoy la ciudadanía le pide al PSPV que tenga un proyecto de País Valencià. Un proyecto que suponga alternativas culturales, económicas y políticas, encuadradas en un proyecto socialdemócrata reconocible y homologable. Y sobre todo con la explícita renuncia al nacionalismo herrumbroso y de brocha gorda. Y al otro, también. Poner en pie un edifico de tales vigas no es una tarea para Alicante. Ni creo que sea sólo una tarea de la organización. Es una tarea más amplia. Mucho más amplia, en la que deben atenderse las miradas críticas que procedan del mundo universitario y de la cultura, de las organizaciones ciudadanas y sindicales, de los profesionales y de los medios de comunicación. El congreso debe asegurarse ahora que esa tarea será posible después. Porque es una tarea que hay que tomar con tiempo y sin urgencias electorales. Pero, aunque haya desperdiciado mucho, lo que le sobra al PSPV es tiempo.
El congreso de Alicante debería tratar de vertebrar su menguante militancia. Y para empezar sería de mucha ayuda identificar y negar a quienes pretendan conseguir que la organización se pierda en una eterna mirada introspectiva donde sólo los procedimientos tienen importancia. Desenmascarar a quienes tratan de colar de matute que “primarias” es sinónimo de proyecto político. Y no lo es, ni mucho menos. En los casos que conozco tengo para mí que las primarias son una cortina de humo. Sólo una cortina de humo. Si el PSPV quiere esquivar un destino incierto y volver a ser útil a la ciudadanía debería poner empeño en no equivocarse en la elección de su Secretario General. Todos los pretendientes que han asomado presentan dificultades insuperables. Sin embargo hay alguien a quien no se puede poner tacha. Ha colmado ya sus ambiciones, tiene prestigio ganado a pulso, hace bandera del rigor y reniega de la frivolidad. Es diputado autonómico y es de Alicante. Se llama Ángel Luna. Sólo hay que convencerle
http://guillermofernandezotero.blogspot.com/

Los sectores críticos sospechan que la plataforma de alcaldes es una maniobra de Alarte

| 0 comentarios |
|

La iniciativa de Bielsa (Mislata) o Gaspar (Faura) tiene una versión en Alicante impulsada por los alartistas Arques (l´Alfàs), Verdú (Xixona) o Briet (Cocentaina)
La irrupción en escena de un grupo de cuatro alcaldes y portavoces locales, liderados por Carlos Fernández Bielsa (Mislata) y Antoni Gaspar (Faura, portavoz en la diputación), adscritos a la órbita del alartismo ha despertado tanta curiosidad en las filas del secretario general como recelos en los sectores críticos. Entre estos últimos hay bastante coincidencia —en el entorno de Ximo Puig o de Leire Pajín— en que se trata de una maniobra que beneficia al secretario general en la medida en que aglutinará, bajo la bandera de una supuesta neutralidad, a munícipes que apoyaron a Alarte y ahora mantienen posiciones críticas, junto a otros no alineados. Es más fácil alistarse a ese movimiento que al alartismo, vienen a indicar. «Pero al final estarán con el secretario general», apuntan desde el entorno de Puig. De paso, Fernández Bielsa o Gaspar se reivindican ante el líder del PSPV y le trasladan el mensaje de que no puede renovar su cargo sin la ayuda de alcaldes y portavoces que se han sentido un tanto ninguneados por el secretario general. Recuerdan las citadas fuentes que Fernández Bielsa acudió a Sevilla como delegado y compartió momentos y votaciones con Alarte. Empezando por el no a la elección del secretario general por voto directo de todos los militantes. La cuestión «municipalista» La iniciativa no es ninguna novedad. En Alicante, los alcaldes de Xixona (Ferran Verdú), Cocentaina (Rafael Briet) o l´Alfàs del Pi (Vicent Arques) están volcados en elaborar un manifiesto y poner en marcha una plataforma municipalista favorable al secretario general. El exalcalde de Elx y miembro de la ejecutiva de Ferraz, Alejandro Soler, ejerce de abanderado de ese movimiento, que podría incluso confluir con el que impulsan en Valencia, según diversas fuentes. En 2008, la exministra Leire Pajín puso en marcha una plataforma municipalista, que tuvo predicamento especialmente en Alicante y en Castelló, para recoger avales en blanco que acabaron transformándose en votos para Alarte. En aquella maniobra estaban enrolados Elena Martín y Óscar Tena —afín al entonces alcalde de Onda Enrique Navarro— y los dos acabaron en la ejecutiva. La primera, como secretaria de organización, y Tena, nada menos que de presidente. La contribución fue clave para que Alarte ganara el congreso. Hoy, sin embargo, el líder del PSPV considera que esas dos incorporaciones fueron un error
FRANCESC ARABÍ

Mata está dispuesto 'a todo tipo de pactos' para mejorar el PSPV pero no renuncia a sus ideas

| 0 comentarios | sábado, 11 de febrero de 2012
|

El aspirante a liderar el PSPV y dirigente de la iniciativa Esperanza Socialista, Manolo Mata, ha asegurado este viernes que está dispuesto a "alcanzar todo tipo de pactos programáticos que mejoren la vida de este partido", así como para definir "políticas nítidamente separadas de la derecha". No obstante, ha hecho hincapié en que no va a renunciar "a intentar convencer a los compañeros y a la sociedad valenciana de que este partido no puede desalojar a la derecha a cambio de no se sabe qué cargo para mi personalmente". Mata ha realizado estas declaraciones en un encuentro con los medios de comunicación, preguntado por si está dispuesto a alcanzar algún tipo de pacto de cara al Congreso Nacional, donde se elegirá al nuevo secretario general, y que el PSPV celebrará los días 30 y 31 de marzo y 1 de abril en Alicante. El precandidato ha asegurado que no está en política "por tener un cargo" y ha destacado que siempre ha estado "donde el partido me ha necesitado". A su juicio, el problema de la formación socialista es que es "un partido de poder, con cultura de poder, con vocación de poder y se comporta como tal, pero no tiene poder". Por ello, ha advertido de que "o revisamos las cosas, o al final nunca alcanzaremos el poder". Preguntado por la situación económica del PSPV, Mata ha indicado que el partido "no puede pedir transparencia en la gestión de las cuentas públicas y presupuestos participativos, sin que seamos transparente en nuestras finanzas" En su opinión, "se tiene que saber, hasta el último céntimo, en qué gastamos el dinero de nuestros militantes". En cuanto a los encuentros que ha mantenido con posibles candidatos a liderar el PSPV, Mata ha señalado que con quien más veces se ha reunido ha sido con el actual secretario general, Jorge Alarte, quien considera que "está entendiendo muy bien el proceso político" y "lo respeta muchísimo". Con Francesc Romeu ha dicho que lo intentó "mucho" antes del Congreso Federal pero le fue "absolutamente imposible". Además, "lo poco que hablé con él no lo entendí muy bien", ha indicado. También ha destacado que mantiene una relación "muy cordial" con Ximo Puig, con Leire Pajín "y con todo el mundo". Manolo Mata ha rechazado que exista "una lucha" por liderar el partido y, al respecto, ha indicado: "haremos un flaco favor si entendemos que esto es una lucha de señores de la guerra que tienen peones". En cuanto a Esperanza Socialista ha valorado que en algo más de un mes y medio han conseguido tener más de 250 voluntarios, a pesar de que "no tenemos ni un duro". Para Mata, "somos la opción más creíble para liderar el partido". Asimismo, ha criticado que "los que se están arrogando la representación de los militantes sin los militantes se están equivocando", puesto que "la gente no es, ni puede ser de Ximo Puig, de Alarte, de Romeu, ni 'matistas'". Mata ha hecho hincapié en que desde Esperanza Socialista "nos vamos a dejar la piel en el intento" de cambiar el PSPV y "articular una izquierda que pueda sustituir al PP en la Generalitat". En esta línea, ha señalado que "aunque Madrid no esté esforzándose para que yo sea secretario general, yo sí me voy a esforzar -en el caso en el que acceda a la Secretaría General- en tener las mejores relaciones entre el PSPV y el PSOE".

Romeu cerrará la sede provincial y revisará los sueldos si lidera el PSPV

| 0 comentarios |
|

El aspirante a la Secretaría General del PSPV, Francesc Romeu, ha asegurado este viernes que si lidera este partido, cerrará la sede provincial y revisará los sueldos, así como las aportaciones que se hacen a la formación política, debido a la "pésima situación económica". Romeu, que ha reunido en el Salón Museo de Valencia a más de 300 personas, ha remarcado la "urgencia" de cerrar la actual sede provincial del partido ubicada en la ciudad de Valencia, "porque es necesario recortar gastos que no se traducen en mayor rendimiento ni visibilidad del partido". Al respecto, ha criticado la "pésima" situación económica en la que se encuentra actualmente el PSPV, por lo que propone "la puesta en marcha de una política interna de austeridad, basada en medidas para reducir y controlar el gasto, porque es importante dejar claro en qué nos gastamos el dinero de los militantes, que debe ir destinado únicamente a ganar elecciones". De esta manera, ha resaltado que el dinero que actualmente se destina a ese alquiler, así como a otras partidas que se revisarán como los sueldos o las aportaciones que hacen los liberados, "ampliará el presupuesto actual, que lo dedicaremos a la formación y atención de concejales, que con los pilares de esta partido". Romeu se ha mostrado convencido de que "vamos por el buen camino, directos y con coherencia para ganar el próximo congreso del PSPV". "Estoy seguro de que en marzo comienza la primavera socialista en la Comunidad Valenciana", ha subrayado. "No participaremos en el espectáculo bochornoso de acuerdos y pactos que unos y otros están dando y que sólo ayudan a transmitir una imagen de partido dividido, de luchas personalistas y de supervivencias personales. No participaremos del ruido, participaremos de la coherencia, la integridad y el futuro", ha resaltado. El candidato a la secretaría general del PSPV ha reunido en una cena a más de 300 cargos orgánicos, institucionales y militantes de las 17 agrupaciones de la ciudad y las diferentes comarcas de la provincia de Valencia para hacer balance del 38 Congreso Federal del PSOE y continuar "por el buen camino convencidos de que en marzo comienza la primavera socialista en la Comunidad Valenciana". A escasos 50 días del Congreso Nacional que el PSPV celebrará en Alicante los días 30 y 31 de marzo y 1 de abril, Francesc Romeu continúa con sus contactos con la militancia del PSPV. Tras participar anoche en un encuentro en la agrupación socialista de Picassent, esta noche ha reunido en el Salón Museo de Valencia a más de 300 personas.

Un nuevo G-4 se vuelve contra sus fundadores

| 0 comentarios |
|

Hace doce años un entonces jovencísimo alcalde de Alaquàs y sus homólogos en Quart, Benetússer y Xirivella, declaraban la guerra al todopoderoso exsecretario de Organización del PSOE, Ciprià Císcar, hasta ese momento referente comarcal de L'Horta. No eran otros que Jorge Alarte, Carmen Martínez, José Enrique Aguar y Josep Santamaría. Los cuatro se pusieron sus votos por montera para tratar de convertirse en el grupo de referencia del entonces cinturón rojo. De eso, han pasado doce años, y sólo una de ellos, Carmen Martínez, mantiene la alcaldía. El denominado G-4 se convirtió en el principal grupo de influencia en el PSPV y su comarca la mayor representación del poder municipal de los socialistas valencianos en la Comunitat. De hecho, llegaron a lanzar un órdago al «sistema de mesas camilla» que decían, practicaba Císcar con el aparato del partido, sin tener en cuenta que ellos se habían convertido en los verdaderos referentes del PSPV, avalados por las mayorías que cosechaba. Pero, una vez más, la historia está condenada a repetirse. A la sombra del municipalismo, cocinado a fuego lento y con ingredientes recién salidos del mercado político, se ha gestado un nuevo grupo de jóvenes que recuerdan al denominado G-4. Con una salvedad. Esta vez se ha vuelto en contra de sus fundadores. Y es que esos cuatro jóvenes alcaldes que en el año 2000 se echaron el partido a sus espaldas, son ahora destacados dirigentes socialistas (a excepción de Aguar, que milita en el Centro Democrático Liberal) que practican todo aquello contra lo que lucharon en su día. Jorge Alarte es el secretario general del PSPV, Carmen Martínez es su homóloga en la provincia de Valencia y mano derecha del líder, y Josep Santamaría ejerce de asesor en Les Corts de la también alcaldesa de Quart, tras no renovar su escaño como diputado nacional. Frente a la dirección, que no contra ella, aclaran, ha surgido un grupo de jóvenes (ninguno supera la treintena) con influencia en los municipios y comarcas donde gobiernan o ejercen la oposición. Aseguran que se reúnen a horas intempestivas para no perjudicar su tarea institucional, mantienen diferentes sensibilidades y se autodefinen como un gran grupo de gente a la que, en la mayoría de casos, sólo les une la idea de formar un PSPV diferente. Huyen del calificativo de familia, tan estigmatizado en el partido, y presumen de que sin cuotas de poder, han conseguido integrar a gente de todos los sectores. De hecho, viajaron juntos al congreso del PSOE en Sevilla, votaron incluso por diferentes candidatos y se quedaron en la capital hispalense un día más para trabajar en su proyecto. Un equipo que incluso quieren presentar en sociedad de una manera innovadora. Eso sí, descartan presentar un candidato propio en el próximo congreso del PSPV. En esas están caras tan conocidas del partido como el alcalde de Mislata, Carlos Fernández Bielsa, el portavoz del PSPV en la Diputación de Valencia, Toni Gaspar, la diputada autonómica Clara Tirado, el portavoz socialistas en el Ayuntamiento de Cullera, Jordi Mayor, la secretaria general en Cheste, Talía Roselló, el de Paterna, Juan Antonio Sagredo, los de Olocau o Albuixech, o el del Ontinyent. Este grupo, que en la práctica quiere funcionar como un lobby de presión sobre la dirección del partido, se asemeja a la generación Blackberry que se gestó en el congreso de los socialistas catalanes (PSC) en su último congreso. Y como ellos, quieren dar la batalla para que la renovación del PSPV no sea sólo política, sino generacional. Sólo una diferencia con los jóvenes catalanes: los valencianos sí tienen delegados detrás, por lo que no pueden ser meros espectadores del congreso, sino que serán actores principales. Para ello, esperarán a que la ponencia marco que estos días se elabora esté acabada. La ruptura de algunos con la actual dirección es más que evidente con este desmarque. Más bien, de casi todos. De hecho, ayer algunos de los habituales en las reuniones alartistas no acudieron por primera vez a una de ellas. Fue la comida celebrada en Valencia, a la que asistió el propio Alarte y medio centenar de afines. Los pipiolos que nacieron al calor de su protección ya vuelan solos , y han querido hacer ver que tratarán de influir. Ha nacido un nuevo G-4, pero esta vez Alarte y los suyos no son protagonistas. Son el objetivo.
LAS PROVINCIAS.ES

SOBRE EL 38 CONGRESO DEL PSOE

| 0 comentarios | viernes, 10 de febrero de 2012
|

Los diez delegados y delegadas que representamos a Esperanza Socialista en el 38 Congreso del PSOE creemos que la transparencia y la rendición de cuentas son dos obligaciones de los representantes de la militancia, al igual que lo son la defensa de las propuestas que planteamos al resultar elegidos y la coherencia con el mandato de las personas que depositaron su confianza en nosotros. Por ello, nos consideramos obligados a informarte sobre las posiciones que defendimos en el pasado congreso federal. Como recordarás, en los congresos extraordinarios provinciales de elección de delegados celebrados hace tres fines de semana, los y las firmantes de esta carta nos integramos en una amplia lista de apoyo a la candidatura de Carmen Chacón a la secretaría general del PSOE. Anunciamos nuestra oposición a la gestión de los órganos federales, pues consideramos que la renovación del proyecto socialista solo es posible desde la reflexión crítica, sobre todo después de una contundente derrota electoral. Apostamos por los procesos de primarias no solo para elegir a nuestros candidatos electorales, sino también para que la militancia pudiera escoger mediante voto personal, libre, secreto y directo a las personas responsables de las secretarías generales. Y, además, nos comprometimos con la recuperación de la estructura comarcal para el PSPV-PSOE. Tanto la fórmula de 1 militante 1 voto como la recuperación de las comarcas fueron ampliamente asumidas por la mayoría de la militancia participante en los congresos provinciales. Dijimos que defenderíamos el “no” en el debate de la gestión de los órganos federales, y lo hicimos. Manolo Mata, nuestro candidato a la secretaría general del PSPV-PSOE, fue uno de los dos únicos delegados al 38 Congreso del PSOE que intervino ante el plenario para decir lo que la muchos piensan pero sus delegados callaron: que no podemos abrir un tiempo nuevo si no enjuiciamos críticamente el pasado, que no podemos recuperar un proyecto nítidamente de izquierdas si no criticamos el silencio frente a planteamientos que cada vez han estado más alejados de la socialdemocracia. Y lo hicimos pese a las muchas presiones recibidas, pese a los muchos intentos de silenciarnos por parte de quienes ya habían decidido callar. Solo quienes somos valientes en nuestro propio partido, solo quienes mantenemos intactos nuestros compromisos y convicciones, solo quienes nos atrevemos a llamar las cosas por su nombre ante nuestros compañeros, seremos capaces de plantar cara al PP en unas elecciones. Dijimos que votaríamos la candidatura de Carmen Chacón, y lo hicimos. A diferencia de otras listas de delegados, nuestra posición estaba clara desde el principio y actuamos en consecuencia, con coherencia y sin imponer condiciones a cambio. No fuimos al congreso para negociar sillones, fuimos para defender ideas. Y, ya en el terreno de las ideas, dijimos que defenderíamos las primarias para la elección de los secretarios generales, y lo hicimos. Dijimos que defenderíamos la recuperación de la estructura comarcal, y lo hicimos. Dijimos que defenderíamos las listas abiertas y la limitación de mandatos, y también lo hicimos. Lo hicimos porque nos habíamos comprometido a ello, y porque la mayoría de los delegados participantes en los congresos provinciales había respaldado las enmiendas presentadas en dicho sentido. Actuamos con coherencia hacia nuestras ideas, fuimos leales al mandato de la militancia y cumplimos la palabra dada. Lamentablemente, ninguna de dichas propuestas salió adelante en el 38 Congreso. No nos cabe ninguna duda de que si todos los que dijeron que iban a defender la enmienda de 1 militante 1 voto hubieran estado en el plenario, de que si todos los representantes valencianos hubieran cumplido la voluntad de la mayoría de la militancia, el resultado habría sido otro y la enmienda estaría aprobada. Si quienes fueron al Congreso con la bandera de la democracia interna y la participación de los militantes lo hubieran llevado a cabo allí, el resultado habría sido otro. Si la dirección del PSPV-PSOE hubiera expresado en el Congreso la propuestas unánimemente trasladadas por sus militantes, el resultado habría sido otro. La rendición de cuentas también es fundamental por su parte. Si todos hubieran actuado con la misma coherencia y responsabilidad que nosotros, la militancia del PSPV-PSOE podría elegir mediante primarias a su próximo secretario general. Rendición de cuentas al margen, ha llegado el momento de que la militancia del PSOE respaldemos y colaboremos con la Comisión Ejecutiva Federal surgida del 38 Congreso. Y ha llegado el momento de que los y las militantes del PSPV-PSOE reflexionemos de cara al Congreso Nacional que celebraremos en Alicante a finales de marzo. Estamos convencidos de que solo desde la coherencia, la lealtad, la responsabilidad y el cumplimiento de la palabra dada que demostramos en el congreso de Sevilla será posible recuperar nuestro partido para la militancia. Y estamos convencidos de que solo desde un proyecto nítidamente de izquierdas y socialdemócrata será posible recuperar el País Valenciano para la sociedad. Por ello te invitamos a colaborar con Esperanza Socialista, a participar en la elaboración de nuestras enmiendas a la ponencia marco y a la propuesta de estatutos, a sugerirnos encuentros en tu agrupación, a conocernos a través de nuestra página web (www.esperanzasocialista.com), a contactar con nosotros a través de Facebook (www.facebook.com/esperanzasocialista) o de nuestra cuenta de Twitter (@es_socialista) y a hacernos llegar tus propuestas y sugerencias a través de nuestro correo electrónico (esperanzasocialista@gmail.com).
Juntos podremos recuperar el partido. Juntos podremos reconstruir el País Valenciano.
Saludos socialistas
Aurelio Palmer Escorihuela
Carmina del Río Vidal
Enrique Villarreal Rodríguez
Jose Ignacio Pastor Pérez
Juan Soto Ramírez
Manolo Mata Gómez
Mayte Ibáñez Jiménez
Núria Espí Navas
Pilar Pallardó Tarín
Tatiana Fargalló García

Parte del PSPV sospecha de que Ferraz una a Romeu con Alarte

| 0 comentarios |
|

Ayer, un lermista de los de pata negra definía a Francesc Romeu como «un profesional» en eso del mercadeo de apoyos para elegir nuevo secretario general. Un pacto entre Jorge Alarte y Francesc Romeu para garantizar el liderazgo del primero sería un acuerdo antinatural ahora mismo pero hay que contar con la intervención de Ferraz para forzar un pacto de no agresión entre los dos sectores que avalaron a Alfredo Pérez Rubalcaba. Alarte y Romeu no se pueden ni ver. Ni en lo político ni en lo personal. Pero varios referentes del partido coincidieron ayer en que el de Silla jugaría a lo que fuera por pillar cacho en la próxima dirección del partido y con los máximos galones posibles. El líder de los socialistas valencianos, Jorge Alarte, es consciente cada día que pasa que necesita del apoyo de alguien para garantizarse el puesto y, ahora mismo, al que tiene más cerca es a Romeu. No por afinidad, sino por su único nexo de unión: Rubalcaba. El intermediario en toda esta operación tiene un nombre: José Blanco. El exministro de Fomento, hombre de Rubalcaba, es amigo de Romeu. Por eso, la vía Blanco podría ser la buena para que el número uno de los socialistas valencianos y el aspirante, que sabe que sus opciones de liderar el partido son escasas aunque sus votos son muy valiosos, se siente y lleguen a un acuerdo de mínimos para que Alarte siga ocupando la cuarta planta y Romeu pueda lucir cargo de campanillas por mandato de Ferraz. Los lermistas y los que no lo son temen una operación de estas características. Una maniobra a la desesperada que no es descabellada tras lo visto en Sevilla.
LAS PROVINCIAS.ES

Alarte hará bandera de ser el único que está en las Corts

| 0 comentarios | jueves, 9 de febrero de 2012
|

En la campaña interna que desembocará en el congreso de finales de marzo en Alicante, el secretario general utilizará un argumento que considera crucial: tener acta de diputado en las Corts, lo que le permite ser portavoz del grupo parlamentario. Advertirá del problema que supondría para los socialistas y, por tanto, para la alternativa de cambio en la Generalitat en 2015, elegir a un nuevo líder que no sea diputado, que no pueda disponer del escaño como plataforma de proyección pública. Lo sabe por experiencia. Alarte accedió a la secretaría general el 27 de septiembre de 2008, al ganar por 20 votos el cónclave del Palacio de Congresos. Entre esa fecha y mayo de 2011, estuvo casi tres años sin tener más escaparate desde el que difundir sus propuestas que la sala de prensa de la sede de Blanquerías. El líder del PSPV ha reconocido muchas veces que no estar en las Corts le complicó mucho su acción política. Su predecesor, Ignasi Pla, también estuvo fuera de las Corts entre septiembre de 2000 y mayo de 2003. El líder de los socialistas tiene ahora la ventaja de que ninguno de los aspirantes declarados (Manuel Mata o Francesc Romeu) o de los que están a punto de dar el salto (Ximo Puig) es diputado autonómico. El cuarto posible contrincante de Alarte es el exalcalde de Gandia José Manuel Orengo, quien solo dará el paso si el alcalde de Morella se echara para atrás en el último segundo, lo cual no parece probable. Orengo es presidente del grupo socialista en la Diputación de Valencia. Un factor añadido de conflicto sería el relevo de Alarte como portavoz en las Corts y tener que designar a otro síndic, que acabaría logrando casi más proyección que el propio secretario general. Sucedió, por ejemplo, cuando Ángel Luna ocupó la portavocía, que, además coincidió con el escándalo por entregas de la trama Gürtel y sus negocios en la Comunitat Valenciana. Mientras Alarte diseñaba ayer su estrategia defensiva, el candidato Manuel Mata acelera su gira por las agrupaciones. La sede socialista de Poblats Marítims, Cocentaina, Ontinyent, Sueca y el Rincón de Ademuz son solo algunas de las estaciones en las que Mata hará escala durante esta misma semana. Los afines a Ximo Puig se reunieron ayer para ir ultimando los planes de una alternativa cuya presentación pública no quieren que se demore más allá de la semana que viene. Cuando el alcalde de Morella, que ayer no pudo acudir a esa comida, termine la ronda de contactos con Císcar, Pajín y Vicent Garcés y con personas de fuera del partido, se pondrá en marcha la candidatura. Una plataforma que está preparando un documento en el que se planteará el proyecto alternativo para relevar al actual secretario general en el congreso que se celebrará en Alicante
FRANCESC ARABÍ